ahorrar en calefacción

Ahorrar calefacción manteniendo tu casa caliente

Mantener la casa caliente es algo fundamental durante la estación de invierno y, como es lógico, muchas personas intentan hacerlo gastando la menor cantidad de dinero posible. Sí, hay ocasiones en las que encender la calefacción es inevitable si pretendemos calentar la casa, pero también es cierto que existen ciertos trucos o, como se les llama últimamente, ‘hacks’ para hacerlo ahorrando energía y, por lo tanto, dinero. ¿Quieres saber cuáles son estos trucos? Pues lee con atención porque hoy desde Blogenergía te traemos este artículo en el que te presentamos una lista de 7 consejos para ahorrar calefacción manteniendo tu casa caliente. ¡Empezamos!

Aprovecha al máximo la luz natural

Como sabes, existen multitud de energías limpias, naturales y renovables que resultan mucho más eficientes que la electricidad o el carbón. Entre estas energías encontramos, por ejemplo, la biomasa, la energía eólica o el gas natural, las cuales pueden resultar una alternativa interesante para calentar tu casa. Y, por otro lado, también puedes abrir las ventanas y subir las persianas de tu casa para que la luz del sol entre con más facilidad y de forma más directa, de manera que la temperatura en el interior de tu casa suba.

Comprueba si tu compañía es la mejor

Así es, desde Blogenergía te aconsejamos que compruebes si la compañía proveedora de energía con la que tienes el contrato actualmente es la que te ofrece las mejores condiciones o si, por el contrario, hay alguna otra que te resulta más interesante. Para comprobarlo, puedes utilizar alguno de los muchos comparadores de ofertas que hay Internet, tales como Kelisto.es, Rastreator.com o Precio.com.

Limpia la caldera y los radiadores

Es aconsejable que compruebes si la caldera y los radiadores están completamente limpios y no hay ningún elemento que los obstruya. Limpiar bien la caldera supondrá menor consumo de combustible, y baldear los radiadores hará que alcancen temperaturas altas con mayor facilidad y rapidez. Del mismo modo, si en tu casa tienes una chimenea o una estufa, te convendrá limpiar bien todas sus cañerías y/o tuberías para optimizar su rendimiento.

Utiliza alfombras

Si eres de los que retiran las alfombras de su casa cuando se acaba el invierno, plantéate volver a colocarlas con la llegada del frío, pues lo cierto es que proporcionan calidez y hacen que ascienda la temperatura ambiente del hogar. Hay quienes incluso cuelgan alfombras y demás mobiliario similar de las paredes para maximizar este efecto calentador. 

Solicita el denominado ‘bono social térmico’

El bono social térmico es, como su propio nombre indica, un bono que podrán solicitar aquellos residentes de casas vulnerables; es decir, poco protegidas del frío y de las condiciones ambientales en general. Este bono, por cierto, proporcionará a sus solicitantes una ayuda mínima de 30 euros mensuales.

La temperatura ideal 

Por si no lo sabías, existe una temperatura ideal para todos lo hogares, y es de 21 grados centígrados. ¿Que por qué es la ideal? Pues porque, según la IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), esta es la temperatura con la que no se pasa ni frío ni calor y, además, a esta temperatura no se desperdicia energía. Entonces, mantén tu casa a 21 grados y no pasarás frío y, además, verás reducida tu factura de la luz.

Apaga totalmente la calefacción cuando te vayas de casa

Al contrario de lo que mucha gente piensa, resulta bastante más barato ajustar la temperatura en función del momento del día que mantener la calefacción encendida 24/7. Muchas personas siguen pensando que sale más caro apagar y encender la calefacción varias veces a lo largo del día que mantenerla encendida todo el día, pero no es cierto. Por eso, desde Blogtarifas te recomendamos que apagues totalmente la calefacción cuando no haya nadie en casa.