Cómo cambiarse de empresa de luz/gas

Uno de cada tres hogares ha optado alguna vez por cambiar de suministrador de energía. De estos, 8 de cada 10 lo hicieron para abaratar la factura de luz, mientras que 3 de cada 10 cambiaron de proveedor de gas para beneficiarse de una oferta conjunta de gas y electricidad. Son datos proporcionados por la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC).

Escoger la tarifa adecuada a las necesidades y hábitos de vida de cada hogar es básico para evitar gastos innecesarios. El primer paso es averiguar qué tarifa tenemos contratada: libre o regulada.

Si tenemos contratada la electricidad en el mercado regulado por el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), los precios vienen marcados por Red Eléctrica Española (REE) y cambian cada hora según varios parámetros, entre ellos el consumo energético general.

Los contratos acogidos al mercado libre se rigen por los precios que establecen las compañías.

¿Cuál es mejor?, pues depende de las preferencias de cada usuario. Los expertos refieren que el mercado regulado es más económico, donde es posible encontrar un precio fijo, establecido por el Gobierno. Si prefieres el mercado libre, te recomendamos no dejarte llevar por los descuentos y leer detenidamente las condiciones de los servicios que suelen llevar aparejados, como mantenimiento o servicio técnico, así como el tiempo mínimo que hay que contratarlos».

Otra cuestión importante es la potencia contratada, que es la parte fija de la factura, la que pagas aunque no consumas, y que a nivel doméstico suele oscilar entre 3,3 y 5,5 kilowatios-hora.

La compañía Holaluz, recomienda una potencia de 3,45 kWh para hogares unipersonales o de parejas sin hijos, de 4,6 kWh para casas en las que vivan tres o cuatro personas y de 5,75 kWh para familias numerosas.

Se aconseja contratar al principio una potencia baja para ir aumentándola según las necesidades. Recomendamos diversificar el consumo de electricidad, evitando encender varios electromodésticos a la vez.

Solicitando el cambio a la nueva compañía de luz

Si una vez estudiadas las alternativas se ha decidido cambiar de comercializadora, la clave es pedir el cambio a la nueva compañía. De esta forma, evitaremos posibles cortes de suministro y además es la nueva empresa quien lidia con la antigua en el cambio. Es como una portabilidad en la telefonía móvil.

La nueva suministradora necesitará el DNI, los datos bancarios y el código CUPS que aparece en las facturas y que identifica cada punto de suministro. Debes cancelar los servicios que tienes contratados con la antigua compañía. Normalmente hay que dar de baja un mes antes de que venza el contrato, el cual suele durar un año.

De lo contrario, podría ocurrir que pagues el servicio de la antigua compañía, más la cuota y el servicio de la nueva. Recuerda que esperarás entre cuatro y seis semanas para que el cambio se haga efectivo aunque no tendrás ningún corte en el suministro.

Tipos de tarifas de gas

El mercado de gas natural se reformó en el año 2008, permitiendo que al igual que en el eléctrico se separara el papel distribuidor del comercializador y éste se dividió en dos sistemas:

El mercado regulado, que ofrece la Tarifa de Último Recurso (TUR) con un coste fijado por el Gobierno, sin ningún tipo de descuento aplicado en la oferta y solo apta para consumidores con un consumo de gas inferior a los 50.000 kWh anuales.

El mercado liberalizado, que brinda diferentes tipos de ofertas de gas natural con un precio referenciado a la TUR, donde se aplica un descuento sobre la tarifa e impone unas condiciones de contratación.

Cambiando la compañía de gas

El cambio de compañía de gas natural es fácil de realizar, sobre todo porque estás buscando una oferta que se ajuste a tus necesidades y con un precio más barato que el actual.

Utilizar un comparador de tarifas de gas natural permite buscar una oferta en menor tiempo posible, pero se necesita disponer de datos como el consumo de gas o las características de la vivienda.

¿Qué necesito para cambiar de compañía de gas?

Es una gestión sencilla, que se puede tramitar por Internet, por teléfono o acercándose a la oficina más cercana. Para realizarla necesitas proporcionar estos datos: Nombre apellidos y DNI del titular, Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), Dirección del suministro, Número de cuenta donde se domiciliarán los pagos y Peaje de acceso de gas natural.

¿Cuánto cuesta cambiar de compañía de gas y electricidad?

El cambio de comercializadora eléctrica o de gas natural es totalmente gratuito, independientemente de si te encuentras en el mercado regulado o liberalizado.

Salvo que tu contrato tenga una cláusula de permanencia, no tendrás que asumir ningún coste. El único inconveniente es que muchos contratos se renuevan automáticamente cuando llega la fecha de su vencimiento, así que tendrás que avisar con una antelación mínima de 15 días de tu baja.

¿Cuándo se hace efectivo el cambio de compañía en luz y gas?

Esta gestión burocrática se hará efectiva en un plazo de 15 a 20 días hábiles, período durante el cual recibirás una última factura de la antigua compañía, debido a los plazos de facturación de las comercializadoras.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *