¿De dónde viene tu energía? Origen de la Electricidad de las Energéticas Españolas

Diariamente hacemos uso de la energía eléctrica, al utilizar el televisor, aire acondicionado o calefacción, o al utilizar los electrodomésticos en casa, para recargar las baterías de los diferentes equipos electrónicos.

Lo cierto es que la energía eléctrica es imprescindible, y si lo vemos a una mayor escala, los diferentes hospitales, bancos o aeropuertos no pueden cumplir eficientemente sus funciones sin energía eléctrica.

Todos hacen uso de ella, pero nunca nos detenemos a pensar de dónde proviene, cuál es el impacto en el cambio climático; si bien es cierto que procuramos hacer un uso eficiente y reducido de la energía eléctrica, lo hacemos con fines monetarios, para no pagar altos costos en las facturas por consumo eléctrico.

Son muy pocas las personas que lo hacen con el objeto de ser amigables con el medio ambiente; toda la energía eléctrica que se produce en el país es distribuida exclusivamente por la R.E.E. (Red Eléctrica de España).

Son distintas las fuentes a partir de las cuales se obtiene la energía eléctrica, como: ciclo combinado (gas), carbón, fuel/gas/cogeneración, nuclear, eólica, hidráulica, solar y otras fuentes renovables.

La mayor parte de la energía eléctrica que se consume proviene de las centrales eléctricas que operan con combustibles fósiles, representando un 44% del total de la energía consumida.

La energía de origen nuclear produce el 22% de la energía que se consume, y el resto del porcentaje está repartido entre las otras fuentes de energía.

El Futuro de la Energía Eléctrica

Lo que se busca en un futuro es tener fuentes de energía renovables, que sean limpias y amigables con el medio ambiente, si bien las adecuaciones para su uso son un poco costosas, una vez instaladas, son fuentes mucho más baratas.

Aunque aún se usan los combustibles fósiles como fuentes para la generación de energía eléctrica, en Europa, la Comisión Europea ha establecido un límite de contaminación que todas las centrales eléctricas deben respetar a partir del próximo 2020.

El límite ha sido establecido en 550 gramos de CO2 por cada kwh que se genere de electricidad, esto supone un problema para todas esas centrales térmicas de carbón, prácticamente deberían desaparecer, para ser sustituidas por centrales de gas.

Las tarifas gas serían un poco más costosas, pero emiten una cantidad mínima de CO2 a la atmósfera; en España se han construido plantas de generación eléctrica a partir de gas natural, los denominados ciclos combinados.

Estos generan alrededor de 26.000 MW, una cantidad considerable de energía si tomamos en cuenta que solo están operando al 10% de su capacidad, el proceso en las centrales termoeléctricas comienza con la utilización del gas natural para calentar grandes cantidades de agua que generan vapor a presión. Este vapor hace que se muevan las turbinas que producen la electricidad; lo positivo de las eléctricas que operan con ciclos combinados es que son más flexibles a nivel operativo. Es decir, se pueden arrancar o parar de manera más fácil.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *